MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

Un buen dia

Plantar un árbol, tener un hijo, escribir un libro…

José Martí

Cuando tenía 23 años, era inmortal, por supuesto. Acaso no lo somos todos a esa edad? Nada, absolutamente nada me iba a sacar de esta Tierra. Algunas pelotudeces importantes que en aquella época hice junto con mi hermano, otro inmortal de 19 años en aquel entonces, dan fe de que vivía como si cada mañana me levantara y gritara "Hoka hey!", que es el grito de guerra que vociferaban los indios Sioux antes de la batalla y que quiere decir "Hoy es un buen día para morir", como actitud frente al peligro de muerte inminente.

Haber salido vivo de que me atropellara un auto me dio una buena manito para creerme el heredero del trono de Highlander...


Seguir leyendo


A papa mono con bananas verdes

Lleva mucho tiempo llegar a ser joven.

Pablo Picasso

------
Dedicado a Agustina, Guadalupe, Sofia, Agustin y Adro, por romperme las pelotas cada quince días.
------
Hace algunos añitos, cuando era un pendejito de 11 años, vivía en el sur de nuestro país, en el medio del campo, sin nada de metáfora en esto de “en el medio del campo”. No luz, no agua corriente, qué es el gas...


Seguir leyendo


Vengas cuando vengas

La luna me sigue detrás.
Sé que pronto me puede alcanzar.
Sólo quiero tener un minuto final.

Vicentico, Último acto

Ya fui niño cuidado de colegio privado. Ya fui pendejo reo por la fuerza. Ya jugué hasta cansarme. Ya crecí de golpe por las circunstancias de la vida.

Ya perseguí sueños que alcancé. Ya duelé otros que no. Ya acerté y me equivoqué. Ya aprendí. Y ya volví a equivocarme…


Seguir leyendo


03-11-2017

La juventud perdida

La juventud perdida

Que no te preocupe hacerte viejo. Vas a seguir haciendo pendejadas… pero más despacito

Anómimo

Ya no puedo ir a tomar caña Legui a la estación de trenes de Flores como hacía a mis 15 años. Ya no tengo edad ni pulmones para comprarme un paquete de Particulares 4 sin filtro a medias con el Pollo y sentarnos en algún umbral de una casa a charlar hasta tarde todas las noches. Ya no puedo tocar timbres y salir corriendo todos los mediodías al regreso del colegio. Mucho menos para jugar al ladrón y afanarme alguna boludez del kiosquito de la misma estación de trenes, cada vez que volvemos con Esteban de Educación Física, a las siete y media de la tarde. Y mi abuelo ya no vive para poder confesarle eso sólo porque a Esteban lo atraparon cuando se sentó “a descansar” cuando el dueño del kiosco nos corrió. Y escuchar a mi abuelo murmurar “qué boludo”…

No. Ya no...


Seguir leyendo


Un dia mas como cualquiera

Si no hiciste estupideces cuando eras joven, no tendrás de qué sonreír cuando seas viejo.

No me acuerdo quién lo dijo

------
No sé si cumplo 55, o es 5... 5... 5... y me dio la apoplejía... / Chiste pelotudo que ya dije 300 veces.

Dedicada a Oscar, que la inspiró.
------

Cuando los mortales empezamos a llegar a “cierta edad” nos dividimos en dos grandes grupetes en función de cómo la llevamos. Uno, que añora “los mejores años de su vida” y los recuerda con depresiva melancolía y otro, que pretende que estos son los mejores, tratando de compensar que “ya no son los mismos” que hace años.

Cumplimos 40 y nos da la popular crisis de la mediana edad. Repasamos qué hicimos, qué no, qué es lo que estamos a tiempo de hacer y qué ya no. Algunos sólo se deprimen por un rato, otros se separan y se compran una moto y una campera de cuero, alguna se encama con algún pendejo.

Cumplimos 50 y nos viene a la cabeza la estrofa de Cacho Castaña: “Voy camino a los cincuenta, punto y coma de la vida, sin pensar, sin darme cuenta, cerca del punto final”. Hijo de puta! Cerca del punto final?? La puta que te parió, Cacho...


Seguir leyendo




DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$750,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora