MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

07-05-2020

Tiempos difíciles

Tiempos dificiles

Mejor pues que renuncie quien no pueda unir su horizonte a la subjetividad de la época.

Jacques Lacan

Lacan era un jodido retorcido que podía generar frases como la del epígrafe, que a pesar de ser críptica, o justamente por eso, tiene más de una interpretación y aplicación posibles.

Tan es así que me fue muy difícil decidir sobre qué tema escribir entre los que disparó el post al momento de leerlo.

Pero finalmente me decidí y, quien les dice, tal vez hasta me anime a contradecir un poco al psicoanalista francés. Total, aquél que lo haya leído sabe que el tipo era un genio, pero la soberbia le brotaba por los poros.

Y yo de genio no tengo nada… pero digamos que soy audaz, que suena mejor que soberbio.

A los bifes...


Seguir leyendo


Por mas corona que tenga

El miedo es una enfermedad que corroe la lógica y hace al hombre inhumano.

Marian Anderson

No tengo problema alguno en cumplir la cuarentena. Tengo casa, un supermercado cerca con estacionamiento, auto para cargarlo con una compra cada 7/10 días y no tener que ir y venir, puedo pagar una conexión a Internet y mi trabajo es tal que puedo seguir generando dinero desde el encierro...


Seguir leyendo


La sociedad de los adultos muertos

Es más fácil construir niños fuertes que reparar hombres rotos.

Frederick Douglas, reformador social y escritor estadounidense

A pesar de que en muchas actitudes estoy más cerca de ser un orangután que un ser humano, soy un tipo sensible. Un hombre que se lleva bien con lo que llaman “el lado femenino”.

Por lo cual, haber criado a mis hijas virtualmente solo desde que tenían 6 y 4 años respectivamente, no fue para mí una tarea demasiado complicada...


Seguir leyendo


Y van a seguir muriendo

Incluso pensar equivocadamente es mejor que no pensar.

Hipatia de Alejandría, filósofa griega

Cuando cursaba mi carrera de Psicología hice un pequeño y modesto experimento. Me acercaba a la gente, extendía mi mano y abría y cerraba el puño constantemente, al tiempo que les decía: “Hagamos de cuenta que mi mano moviéndose es un problema. Hacé que la mano pare de moverse así lo solucionamos”.

Todos, sin excepción, me cubrían la mano con la suya e intentaban apretarla hasta que no pudiera moverla más. Algo virtualmente imposible tengas la fuerza que tengas...


Seguir leyendo


03-10-2019

Tolerame ésta

Tolerame esta

Tolero todo, menos tu opinión al respecto.

El autor

Un día los imbéciles dejaron de ser tan imbéciles y se dieron cuenta de que argumentaban pelotudeces tan grandes que eran desarticuladas de movida por cualquiera que tuviera dos dedos de frente. Y entonces qué hicieron? Dejaron de decir pavadas? De ninguna manera. Comenzaron a generar estupideces a lo pavote aprovechando el capitalismo y su cadena de producción.


Seguir leyendo




DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$870,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora