MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

Cuando pase el temblor

Me encontré con este espacio de nuevo, con ese niño que me habita.

Fabio Massaro, entrañable amigo

Si digo que cada tanto la Vida nos lastima no creo que nadie se atreva a contradecirme. Todos y cada uno de nosotros tenemos ejemplos autorreferenciales que avalan esta sentencia.

Pero a mí me gusta más decir que la Vida nos marca, nos cincela, nos va dejando cicatrices como consecuencia de esos temblores que nos tocan soportar cada tanto. Va, de alguna manera, agrietando esa tersa piel con la venimos al mundo, en una cruel sociedad con el paso de los años, que aportan lo suyo al detrimento de lo que vemos en el espejo cuando nos lavamos los dientes. Pero, paradójicamente –o tal vez no– las cicatrices que quedan son las partes más fuertes, más sólidas, más resistentes de nuestra piel...


Seguir leyendo


Zugswang

Se dice que un jugador está en zugzwang si cualquier movimiento permitido supone empeorar su situación y, eventualmente, perder la partida.

Spencer Reid, Criminal Minds

Hay situaciones en la vida que nos dejan concreta y metafóricamente paralizados, sin saber qué hacer. Momentos en los cuales nos encontramos en esa encrucijada que describe el personaje de Matthew Gray Gubler en la serie citada.

Tomemos la decisión que tomemos, el pronóstico es de reservado a nefasto. El futuro inmediato es una reverenda porquería sin importar qué camino sigamos.

Y por eso nos quedamos quietos, bien quietos, casi escondidos de nuestra propia vida, como si fuera posible que ese futuro no nos viera y pasara de largo...


Seguir leyendo


Reflexiones de un perdedor

A los que me odian sin haberles hecho nada, creo que llegó la hora de darles un motivo.

Página Merlina ácida

Tal vez estaría bueno. En una de ésas, darles un motivo para que me odien a aquellos que lo hicieron sin razón alguna, tendría su cuota de satisfacción. No lo sé. Pero no es mi estilo. Me gusta más reflexionar al respecto y ver a qué conclusión puedo llegar.

Alguien dijo alguna vez, hablando de mi persona y como sentencia a partir de su sabiduría de vida y su particular escala de valores:
–Es un perdedor.


Seguir leyendo


Orgulloso de mis pecados

Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados...

Hechos 3:19

Viajar en el tiempo sigue siendo –al día de la fecha– una suerte de fantasía que, aparentemente –la lógica dice que así será–, seguirá siendo sólo eso: una fantasía.

Sin embargo, hemos encontrado la manera de jugar a que es posible, una manera que se esconde, bien escondidita, debajo del “yo debería haber hecho”...


Seguir leyendo




DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$750,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora