MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

16-04-2022

En íntima soledad

En intima soledad

A un hombre se lo conoce por el silencio que guarda.

Oliver Herford

Hacía un largo tiempo que no pasaba. Hacía mucho tiempo que no lograba que pasara.

No porque cumpliera alguna forma de mandato social obsoleto, para él nunca eso había sido un escollo.

No había encontrado el momento. Tal vez no había logrado hacerse el espacio. No lo sé, pero era algo que cada tanto necesitaba hacer. Y ya llevaba mucho tiempo sin poder hacerlo...


Seguir leyendo


02-04-2022

El descanso

El descanso

Lo efímero de un momento siempre se hace eterno en la memoria.

Héctor Carranza Alcívar

Eran épocas agitadas. Trabajaba como encargado de un pub y vivía de noche. Noche que, como la calle, es la madre de todos los vicios.

Siempre rodeado de muchísima gente, música al palo, alcohol consumido como combustible y relaciones superficiales, muchas relaciones superficiales, eran el combo diario de aquel entonces, cuando tenía 24 años y era inmortal.


Seguir leyendo


18-03-2022

La agonía del amor

La agon%c3%ada del amor

Amar a quien no te ama no es amar.

El autor

Estamos despedazando el significado del amor de pareja. Por el camino de pretender que cualquier afecto hacia otro lo es lo estamos poniendo en una agonía tal que no nos sorprenda que en un tiempo lo hayamos licuado por completo.

En mi opinión, cuando de pareja se trata, amar es cosa de dos. Ya cité alguna vez a Erich Fromm –con quien estoy absolutamente de acuerdo– con la frase que dice que jamás encontrarás al amor de tu vida porque el amor no se encuentra, se construye.

No es la primera vez (ni será la última, seguro) que escribo sobre la bilateralidad del amor de pareja. Ya en notas como “Dámelo todo”, “Nadie sufre por amor”, “No me digas que me amás” y “Cualquier cosita llamada amor” planteé, desde diferentes ángulos, mi postura con respecto a este tema.


Seguir leyendo


10-03-2022

Así…

Asi

Se desea como se escribe, siempre.

Marguerite Duras

Si un escritor no lee, irremediablemente terminará escribiendo desbaratadas letras que, por famélicas, quedarán despojadas de todo impulso, de toda fuerza.

Que dejarán al poeta con el deseo trunco, con el alma confinada a insondables laberintos hasta que el hastío acabe con su deseo de escribir.

Por eso leo, para nutrir el eje de mi alma y dar rienda suelta a las pasiones que alberga.

Palabras y más palabras escritas que devoro con ansias, en la utópica esperanza de poder abrazarlas todas y el ridículo sueño de poder fusionar el sol con la noche, el agua con fuego, la piedra con la espada.


Seguir leyendo


Fallida carta de amor

Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma.

Julio Cortázar

Tal vez debería escribir tu nombre, dejar un enorme espacio en blanco y firmar... quizás así lograría plasmar la sigilosa mudez que me invade cada vez que te miro, cada vez que te pienso.

Quisiera poder agradecer al oráculo en el que haya estado escrito, la infinita alegría que se apodera de mí por haber encontrado el sendero en el que convergieron tu camino y el mío. Y que me puso a caminar junto a vos por tierras que no conocía.


Seguir leyendo


FACEBOOK





DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$2.590,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora