MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

Olvidala  mejor olvidala

Negación, ira, negociación, depresión, aceptación...

Elisabeth Küber-Ross, Las cinco etapas del duelo

Todos hemos pasado por separarnos de alguien de quien estábamos más o menos enamorados, lo que incluye hasta a nuestro primer amor, hace ya un tiempo, cuando éramos “más” jóvenes, como diría China Zorrilla.

Y siempre, todas y cada una de las veces, nuestro coro de exprimidores amigos nos cantaron esa estrofa que estuvo de moda con el comercial de jugos BC, con más o menos intensidad, pero con el nivel de mandato supremo que tiene el supuesto saber universal.

Y nos repitieron hasta el cansancio “Olvídala, mejor olvídala, arráncala de ti”...


Seguir leyendo


20-12-2018

La razón de mi escribir

Intro de mi primer libro
Introduccion

El escritor debe escribir lo que tiene que decir, no hablarlo.

Ernest Hemingway

Siempre me gustó escribir. Desde muy joven. Desde que era un crío incluso, allá por mis 13 años, cuando volcaba en un cuaderno historias que se me ocurrían mientras volvía del colegio en colectivo...


Seguir leyendo


Quien golpea a mi puerta

Yo prefiero la montaña rusa.

La abuela a Steve Martin, en Parenthood

------
No puedo negar de ninguna manera que hay aspectos hermosos, felices, plenos. Y que alguno de ellos puede acabarse en cualquier momento. Aun, si yo los cuido. Ahí radica la realidad implacable.
- Mi amiga Malvina.
------
Era una noche cualquiera. O una tarde cualquiera. O cualquier momento del día. Un momento en el que ella estaba tranquila, relajada, sin demasiadas preocupaciones que atender. Y por eso el sobresalto. Por eso el susto cuando los dos golpes secos en la puerta resonaron en su living.

–Quién es? –preguntó.

Y sólo obtuvo por respuesta la insistencia en el llamado...


Seguir leyendo


Cuando pase el temblor

Me encontré con este espacio de nuevo, con ese niño que me habita.

Fabio Massaro, entrañable amigo

Si digo que cada tanto la Vida nos lastima no creo que nadie se atreva a contradecirme. Todos y cada uno de nosotros tenemos ejemplos autorreferenciales que avalan esta sentencia.

Pero a mí me gusta más decir que la Vida nos marca, nos cincela, nos va dejando cicatrices como consecuencia de esos temblores que nos tocan soportar cada tanto. Va, de alguna manera, agrietando esa tersa piel con la venimos al mundo, en una cruel sociedad con el paso de los años, que aportan lo suyo al detrimento de lo que vemos en el espejo cuando nos lavamos los dientes. Pero, paradójicamente –o tal vez no– las cicatrices que quedan son las partes más fuertes, más sólidas, más resistentes de nuestra piel...


Seguir leyendo


Amo y senior

Estoy un poco lastimado, pero no estoy muerto. Me recostaré para sangrar un rato.
Luego me levantaré a pelear de nuevo.

John Dryden, poeta inglés

Parecería ser que el estoicismo es patrimonio obligado de nosotros, los varoncitos. “No seas maricón, no llores” o “Parecés una mina” son frases que escuchamos más de una vez a lo largo de la vida. Y no sólo dicha por hombres. Pilas de mujeres también nos “educan” así.

De hombres, bien hombres, es bancarse la que sea. Desde un martillazo en el dedo hasta la muerte de un ser querido...


Seguir leyendo




DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$870,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora