MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

El misterio del perd%c3%b3n

No se puede editar lo vivido.

Beatriz Pariani

Encendió el tercer cigarrillo y lo colgó en el extremo derecho de su boca, manteniéndolo ahí mientras lo fumaba, con esa particular habilidad que le permitía hacerlo sin que el humo alcanzara sus ojos.

A su izquierda, dentro de la olla en la cual había vertido unas gotas de aceite, crepitaban las cebollas y los morrones cortados en gruesas tiras para que la reducción que provoca la cocción no les quitara protagonismo en la tarta de atún que esa noche cenarían...


Seguir leyendo


Confesiones a un amigo

Mientras tenga un porqué, puedo soportar cualquier cómo...

Friedrich Nietzsche

------
Y mientras tenga un para quién, también. / El autor
------

–Tengo que hacer un trabajo fotográfico para el curso que estoy haciendo –me dijo. Y agregó:
–Quieren que cuente una historia en imágenes. Y quiero contar la tuya.
–Gracias –contesté–. Decime qué tengo que hacer.
–Nada. Yo vengo en diferentes horarios y vos hacés lo que hacés todos los días, sin darme pelota –me explicó.
–Ok –cerré.


Seguir leyendo


A papa mono con bananas verdes

Lleva mucho tiempo llegar a ser joven.

Pablo Picasso

------
Dedicado a Agustina, Guadalupe, Sofia, Agustin y Adro, por romperme las pelotas cada quince días.
------
Hace algunos añitos, cuando era un pendejito de 11 años, vivía en el sur de nuestro país, en el medio del campo, sin nada de metáfora en esto de “en el medio del campo”. No luz, no agua corriente, qué es el gas...


Seguir leyendo


13-04-2018

El camino a casa

El camino a casa

Y mi estrella polar se perdió en el firmamento, y por más que intento no la puedo encontrar.

Sôber, Estrella Polar

Cuentan que en la Antigüedad, en esas épocas carentes de toda tecnología, la estrella polar era la que oficiaba de faro a la hora de que los navegantes quisieran volver a casa. Era esa estrella la que les permitía saber cuál era el camino de regreso. Era esa estrella la que desde el cielo sacaba al navegante de su condición de “perdido” y le daba la calma que supone saber cuál es el sendero que lo llevaría de vuelta al lugar de donde partió: su casa, su hogar. El lugar donde la sonrisa es calma y el alma retoza. Donde la luz es tenue y el clima cálido. Donde la paz es vino y el amor es cena...


Seguir leyendo


16-03-2018

Cosas de hombres

Cosas de hombres

'Arrésteme Sargento y póngame cadenas', que de liberarme me encargo yo.

El autor

–Ésa es mi hija! Sí! La puta madre! Bien! Muy Bien! Ja! Eso! La concha de la lora! Qué alegría acabás de darme! Ésa es mi hija, carajo! Qué bien, la puta madre! Qué bien por vos, hija! Y qué bien por mí! –gritaba y repetía sin parar mientras cerraba los puños y hacía gestos de triunfo en el cuarto de Agus, mi hija mayor…


Seguir leyendo




DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$970,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora