MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

Prohibido para trans

Cuanto más grande el Estado, más pequeño el individuo.

El autor

Transfeministas Intercambiando-Trocando es un grupo de Facebook en el que las reglas son las siguientes, textual:

“Esta grupa es creada con el fin de realizar intercambios para conocer, aprender, enseñar y crecer como comunidad, sin que medie el dinero.
A la grupa pueden acceder todes:
Mujeres, trans, travestis, lesbianas, bisexuales, binaries, etc.
Nunca Hombres Cis.”

NUNCA hombres Cis. Ya sean héteros u homosexuales…

...

Más allá de lo que opino acerca de la estupidez del “todes” y ni hablar del ridículo de “Grupa”, probablemente muchos se sorprendan cuando comiencen a leer cómo DEFIENDO a este grupo, a pesar de ser parte de los excluidos.

No me van a leer manifestando que están demonizando a los hombres que se perciben como tales, que el INADI tiene que intervenir, o que hay que censurarles el grupo por discriminadores.

Porque hay dos caminos posibles para analizar las reglas de “la Grupa”.

Uno, planteando la descomunal incoherencia que supone que aquellos que reclaman a los gritos ser incluidos, que enarbolan las banderas de la diversidad y que abogan por la tolerancia, decidan no tolerar, excluir y no aceptar en su grupo a seres humanos cuya diversidad consiste en ser hombre que se percibe como tal, aun cuando tenga orientación homosexual (Pavadita de discriminación: medio planeta afuera).

Y el otro, que me parece más interesante, es comprender que, como dice el viejo chiste, “el gato es de ellos y se lo cogen cuando quieren”. Es SU grupo y NADIE tiene el derecho, en nombre de nada, de imponerle al creador de ese grupo cómo tiene que estar conformado o a quién tiene que aceptar.


Seguir leyendo


Un hidalgo hombre cualquiera

Jamás duermas tu parte Quijote

Mariana Ottolenghi, una lectora

Hay notas que preparo, planteo la idea en crudo y que luego desarrollo. Notas que escribo por pedazos sueltos que después ordeno.

Y hay otras que se parecen más a un concierto que al acto de escribir un texto. Escritos en los que vomito lo que siento al compás del casi involuntario golpeteo de mis dedos sobre el teclado.

Fue de esa forma que escribí la nota que motivó el comentario de la lectora. Tan así que tuve que ir a leerla para ver qué era lo que había escrito.

Y resultó impactante encontrarme en mis propias letras. Verme a través de mi propia mirada.

La pantalla de la laptop había mutado en espejo de mi ser y reflejaba mi esencia, dejando al desnudo las raíces de mi propia existencia.

Y me conmovió profundamente poder congeniar ser ácido, sarcástico, irónico, por momentos soberbio, con mi pasión por la justicia, mi devoción por la vida, mi empecinada fe en el amor.

Y por eso hoy, en lenguaje por decisión propia un poco arcaico, quiero escribirle esta carta a Lady Marian, la lectora que inspiró estas letras.


Seguir leyendo


26-08-2021

Pandemia local

Pandemia local

No se puede escupir veneno sin tragar poco.

Mi madre

Hay unos cuantos lectores –mujeres y hombres de los cuales incluso recuerdo sus nombres– con los cuales sistemáticamente “nos cruzamos” cada vez que posteo algún texto que hable sobre la realidad socio política actual.

Pero que han reído con mis post de los miércoles, se han emocionado con notas románticas y han aplaudido aquellas en las que planteo alguna forma de idea de vida con la cual concuerdan.

Es en esas oportunidades cuando, de alguna manera, “nos encontramos”.,

En la risa, en la emoción, en la idea...


Seguir leyendo


20-08-2021

Tal vez mañana

Tal vez ma%c3%b1ana

Puede costarte la vida dejar que el tiempo se encargue.

El autor

Subió las escaleras hacia su cuarto absorto, con la mirada en el stand by que se pone cuando está dirigida hacia adentro. Encendió el velador y la tele y se metió en la cama en un paso de baile que ya era rutina.

Encendió un cigarrillo, el último del día, y volvió a pensar en lo que venía pensando… ¿cuánto hacía? ¿Días? ¿Meses? ¿Una vida?


Seguir leyendo


13-08-2021

Abismal soledad

Abismal soledad

Lo más aterrador es aceptarse a uno mismo por completo.

Carl Gustav Jung

Desde la lámpara amurada a la columna que divide la cocina del comedor, recostado plácidamente, el duende de felpa lo observaba a la distancia con cierto dejo de tristeza.

En el otro extremo del ambiente, el viejo reloj que había traído de la casa de su madre como parte de “la herencia” que ésta había dejado al fallecer, escupía un constante tic tac que resonaba a sus espaldas.


Seguir leyendo


FACEBOOK





DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$1.490,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora