MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

Que la sangre no llegue al muro

Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida, dejándome el alma herida y espina en el corazón...

Carlos Gardel, Mi noche triste

Nos dejó. Un día se las tomó y nunca más volvió. La amábamos, la dejamos libre, y se avivó. O era un turro que salía con cuanta trola se le cruzara y lo echamos a la mierda porque lo descubrimos...


Seguir leyendo


21-09-2018

Ya era hora...

Ya era hora

Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.

Evelyn Beatrice Hall, biógrafa británica

Debo confesar que me cuido. Puedo ser mucho más irónico, mucho más sarcástico y hasta por momentos un monumental descarado a la hora de opinar sobre cualquier tema. Y ni se dan una idea de hasta dónde puedo llegar si se trata de hacer chistes...


Seguir leyendo


Carta abierta a una feminista radical

Somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno.

Oscar Wilde

No, no es lo que piensan. No voy a pelear. Todo lo contrario. Voy a sumarme a la lucha. Ya lo he dicho en varias oportunidades. Tengo hijas mujeres. Quiero para ellas la absoluta igualdad en los derechos que tienen mis sobrinos. Y por eso, cuando leí el párrafo que transcribo a continuación, decidí escribir mi propuesta a esta mujer...


Seguir leyendo


01-06-2018

A mí no me chistes

A mi no me chistes

La ironía y el sarcasmo son los condimentos con los que digiero la vida.

El autor

–Boludo, qué situación de mierda… –me dijo un amigo viendo el panorama general de mi vida en ese momento.
–Por qué? Soy un afortunado. Voy de mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa sin gastar un mango en colectivo –le contesté, a dos meses de haberme separado de la madre de mis hijas y haberme ido a vivir a mi oficina, en la cual sólo tenía un colchón de una plaza por todo concepto “hogar” que ni siquiera era mío...


Seguir leyendo


Culpable de ser hombre

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo.

Friedrich Nietzsche, Más allá del bien y del mal.

A poco de tener uso de razón me enteré de que desde el mismísimo momento en que había nacido, antes de haber tenido siquiera la oportunidad de joder a nadie que no fuera mi madre, ya cargaba con una culpa. Según el cristianismo, había venido a este mundo portando conmigo, bien escondidita en lo profundo de mi ser, nada más ni nada menos que la responsabilidad por el pecado original, aquella cagadita que se habían mandado Adán y Eva en los orígenes de la Humanidad...


Seguir leyendo


FACEBOOK





DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$1.190,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora