MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

Capitan de mi navio

Si el barco en que navegas peligra en naufragar, tira los trastos viejos, tíralos al mar...

Fragmento, no sé el autor

--------
Dedicada a Cynthia, la “nena” que me enseñó a poner los huevos sobre la mesa por el módico precio de enseñarle a comer sandwiches sin que se desarmen.
--------

Si ya conté que a los 25 años era un boludo importante, a mis 19 calificaba para las Olimpíadas con serias oportunidades de ganar el oro en la disciplina “pendejo pelotudo”.


Seguir leyendo


Te entrego todo mi ser

Y ahora tú te vas, así como si nada…

Chayanne, Y tú te vas

El dolor es inconcebible. Desgarrador. Como si nos hubiesen arrancado pedazos de nuestro cuerpo y estuviéramos en carne viva sangrando. Si es verdad que cuando un amigo se va queda un espacio vacío, ni hablar de cuando lo que se va es un amor…

Dios! Le dí tanto… tanto… y se llevó todo mi ser.


Seguir leyendo


10-11-2017

Lo mejor de mí

Lo mejor de mi

La gente valora distintas cosas. Lo que vos tenés para dar... se lo tenés que dar a quien lo valore.

Mi amiga Carolina

--------------
(Caro, ya te cité dos veces. Los próximos mates, nada de galletitas. Quiero facturas.)
--------------

Nos dejó. Pero no importa. Ya se va a retorcer sufriendo por lo que perdió. Ya va a empezar a extrañar lo que yo le daba, ya va a comenzar a sentir el vacío de no tener más aquello que teníamos y va a sufrir como nunca.

Cuando sienta la falta de todo lo que vivíamos juntos, se va a revolcar de dolor suplicando que la vida le dé otra oportunidad conmigo…

Eeeeehhh… no.


Seguir leyendo


26-10-2017

No voy a soltarte

No voy a soltarte

Y un día, cualquiera, pegás un golpe de timón.
Y no te das cuenta hasta después, cuando el barco está en el mar,
navegando hacia otros puertos...

El autor, en una charla con un amigo

------
Dedicado a Caro, una amiga que cada día es más “gran”, que me bancó y me banca.

Y a Malvina, en la esperanza de que le sirva.
------
–Bueno... no llegamos a la respuesta que queríamos… pero hubo una respuesta! Ahora a duelar, que esto también pasará! –me escribió Caro por Whatsapp, después de que yo le contara la negativa que acababa de recibir de esa mujer a la cual le había propuesto alguna forma de “encuentro”...


Seguir leyendo


Contra viento y marea

El diablo susurró en mi oído:
–No eres lo suficientemente fuerte para resistir la tormenta.
Hoy le susurré al diablo en el oído:
–Yo soy la tormenta.

Vida lúcida

Aquellos que por los (d)años vividos venimos más o menos lastimaditos tenemos un sistema de alerta que cierra en forma automática la escotilla cuando conocemos a alguien que, por el motivo que sea, “nos mueve el piso”, cuando hace que nuestro barco escore y peligre en zozobrar.

No queremos más Lola –hoy voy a usar todos los dichos que denuncian la edad que tengo– porque esa “Lola” terminó demasiadas veces en lola-mento. Y la pasamos como el culo en el camino de ese lamentar...


Seguir leyendo


FACEBOOK





DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$12.980,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora