MONÓLOGOS DE UN HOMBRE CUALQUIERA

Que complejo es el semejante

No te enojes. A veces el otro no te entiende. Lo explicaste mil veces, pero no lo ve. No es tonto. No es malo. No es indiferente. Es otro...

Estación de Letras

No quiero que nadie vaya a pensar que soy naif. El mundo está repleto de tontos, hijos de puta e indiferentes. Corran a esos a un costado.

Y ahora sí, escribo...


Seguir leyendo


Hasta que la borrachera se pase

Una crisis es una oportunidad para tomar decisiones… cuando la crisis haya pasado.

El autor

Era un miércoles cualquiera en Juan Salvador, el pub de Belgrano del que ya conté que fui encargado allá por mis años “mozos”, valga el juego de palabras...


Seguir leyendo


No lo se y eso es todo

Que puedas recordarlo todo no quiere decir que lo sepas todo.

Promo de la película 'Bourne 5'

“Me acuerdo muy bien de lo que hiciste” o “tengo bien presente aquello que dijiste” son frases que bien podrían darse en el marco de una hipotética charla entre dos, donde uno no perdona lo que el otro hizo o dijo.

Cómo hacerlo? Si recordamos perfectamente cuán mal nos hizo sentir, cuánto nos dolió aquel momento que tenemos grabado a fuego en el recuerdo.

Tenemos muy buena memoria y ni en pedo podremos perdonarlo…


Seguir leyendo


24-07-2017

Es sólo un momento

Es solo un momento

Siempre hay un poco de verdad en cada “es broma”.
Una pequeña mentira en cada “no se”.
Un poco de sentimiento en cada “no me importa”.
Y un poco de dolor en cada “estoy bien”.

La voz del muro

Todos los que hayamos tenido un hijo pasamos por la terrible primera etapa, ésa en la cual ese pequeño ser humano no tiene palabras, no cuenta con ese medio para comunicarse. Y nos desesperamos tratando de saber qué le pasaba cuando lloraba, palmeándolo en la espalda por si era un eructo atascado, frunciéndolo por la mitad para liberar sus posibles gases y mirando el reloj para calcular si era hambre, todo a la vez.

Pero aprendimos. Porque supimos escuchar los diferentes tipos de llanto y ver las distintas expresiones de ese “decir” de nuestro bebé. Y ante la ausencia de palabras, echamos mano de todo el resto de esa comunicación y logramos entender a ese hijo que lloraba.

Lo que parece que no aprendimos es la lección que la vida nos dio en ese entonces...


Seguir leyendo


26-06-2017

Sendero peligroso

Sendero peligroso

Duro es el camino y sé que no es fácil, no sé si habrá tiempo para descansar.

Patricia Sosa, Aprender a volar

Somos gregarios por naturaleza. Qué quiere decir eso? Que nos relacionamos, que nos juntamos. Que Dios nos cría y no es el viento lo que nos amontona. Tenemos el visceral imperativo de compartir nuestra existencia con más seres humanos. Y no es sólo por necesidad, aunque eso se lleve su parte.

Y no nos quedamos ahí. No nos alcanza con la compañía de la sociedad en general. Queremos “álguienes” con quienes caminar más íntimamente, más en compañía. Por eso tenemos amigos, por eso formamos pareja.

Porque queremos disfrutar de esa sensación de “estar en casa”, de “hogar” que la calidez de los afectos nos da...


Seguir leyendo


FACEBOOK





DESTACADO

Icono

Monólogos de un hombre cualquiera

Sin pasaje de regreso


$1.190,00

-/ ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS /-


#amor #pareja #familia #hijos #convivencia #rutina #soledad #engaño #autoestima #egoísmo #mujeres #hombres #feminismo #cuidado #miserias #fidelidad #comunicación #belleza #conciencia #humor #sociedad #duelo #perdón y muchos más...

Adrián Ares tiene 56 años y es Licenciado en Psicología recibido en 1992 en la Universidad del Salvador. Padre de dos hijas y una “prestada” –como él mismo la define– lanzó el blog “Monólogos de un hombre cualquiera” a fines de noviembre de 2016 desde una cabaña en Salto, Uruguay, a la cual va frecuentemente a disfrutar de su otra gran pasión: la pesca.

El blog tiene hoy 80.000 lectores, muchos de los cuales interactúan con el autor en los “Miércoles de reflexión”, una sección de su página de Facebook en la que postea bromas con el único fin de divertirse una vez por semana.

Esta primera entrega es una selección de 60 monólogos, entre los cuales el lector encontrará algunos extractados del blog y otros absolutamente inéditos, para zambullirnos en el caos de afectos que nos embargan cotidianamente en este pasaje de ida sin regreso que es la Vida.

Comprar ahora