Era en abril

Voy a volverme viento para entrar en cada hueco que dejaste sin cerrar.Vicentico, Nada va a cambiar

Era en abril. Pero podría haber sido en mayo o en junio. O en diciembre.

No hay un mes designado para el entusiasmo.

Era en abril. Y él llevaba mucho tiempo de silencios. De sólo una copa estoicamente erguida al lado de la botella de Malbec que lo esperaba cada noche para ese momento del día en que se abstrae de todo y todo lo piensa. Para ese momento de especias elegidas al azar y chorros de vino agregados a esa salsa que cada vez improvisa…

seguir leyendo… “Era en abril”

Cuando el perdón no me alcanza

–Tengo miedo de herir el corazón de alguien.
–Por qué?
–Porque sé cómo duele.Antoine de Saint-Exupéry, El principito

Dedicada a Andrea, esa mujer que me enseñó mi humanidad

Aún en mis épocas de “gato”, nunca fui mujeriego en el sentido cabal de la palabra. El mujeriego es un tipo que engaña, que sale con muchas mujeres a la vez, pero sin que la mayoría o incluso ninguna esté al tanto de ello…

seguir leyendo… “Cuando el perdón no me alcanza”

Reto al destino

Incluso la gente que dice que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, mira antes de cruzar la calle.Stephen W. Hawking

Voy a aceptar que hay cosas que parece que alguien, con un poderoso dedo, las puso ahí, en nuestro camino. Porque muchas veces sentimos que no importa lo que hagamos, pasan cosas que estaban predestinadas a pasar, porque ese alguien con el dedazo gigante las acomodó de antemano, para que nos estuvieran esperando…

seguir leyendo… “Reto al destino”

Cuando me vaya

Uno muere mucho tiempo después de haber muerto.El autor

–No vas a entrar a ver a tu abuela? –me preguntó alguien que no recuerdo.
–Nada de lo que yo quería de mi abuela está ahí –contesté.

Y así era. Mi abuela había sido para mí las milanesas, el cariño, la sonrisa. Su voz diciéndole “nena” a mi mamá. Las risas aquella vez que no encontraba los anteojos porque se le habían caído dentro de la olla del puchero que estaba cocinando…

seguir leyendo… “Cuando me vaya”

Culpable de ser hombre

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo.Friedrich Nietzsche, Más allá del bien y del mal.

A poco de tener uso de razón me enteré de que desde el mismísimo momento en que había nacido, antes de haber tenido siquiera la oportunidad de joder a nadie que no fuera mi madre, ya cargaba con una culpa. Según el cristianismo, había venido a este mundo portando conmigo, bien escondidita en lo profundo de mi ser, nada más ni nada menos que la responsabilidad por el pecado original, aquella cagadita que se habían mandado Adán y Eva en los orígenes de la Humanidad…

seguir leyendo… “Culpable de ser hombre”

El camino a casa

Y mi estrella polar se perdió en el firmamento, y por más que intento no la puedo encontrar.Sôber, Estrella Polar

Cuentan que en la Antigüedad, en esas épocas carentes de toda tecnología, la estrella polar era la que oficiaba de faro a la hora de que los navegantes quisieran volver a casa. Era esa estrella la que les permitía saber cuál era el camino de regreso. Era esa estrella la que desde el cielo sacaba al navegante de su condición de “perdido” y le daba la calma que supone saber cuál es el sendero que lo llevaría de vuelta al lugar de donde partió: su casa, su hogar. El lugar donde la sonrisa es calma y el alma retoza. Donde la luz es tenue y el clima cálido. Donde la paz es vino y el amor es cena…

seguir leyendo… “El camino a casa”