La verdad de la milanesa

Quieren la verdad? Ustedes no pueden lidiar con la verdad! Nosotros cuidamos de la libertad que ustedes disfrutan…Jack Nicholson a Tom Cruise, en Cuestión de Honor

Todos bien sabemos que la verdad es “dura”, “duele”. La verdad es algo que hay que “enfrentar”, algo a lo que hay que ponerle el pecho y que hay ser casi temerario para poder asumirla…
seguir leyendo… “La verdad de la milanesa”

A mí no me chistes

La ironía y el sarcasmo son los condimentos con los que digiero la vidaEl autor

–Boludo, qué situación de mierda… –me dijo un amigo viendo el panorama general de mi vida en ese momento.
–Por qué? Soy un afortunado. Voy de mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa sin gastar un mango en colectivo –le contesté, a dos meses de haberme separado de la madre de mis hijas y haberme ido a vivir a mi oficina, en la cual sólo tenía un colchón de una plaza por todo concepto “hogar” que ni siquiera era mío…

seguir leyendo… “A mí no me chistes”

Como era ella

El vino, tinto. La cerveza, amarga. Los cigarrillos, negros.
Me gusta todo aquello que deja huella cuando pasa.El autor

Por eso vuelvo. Porque es como era ella.

Un río que a veces tengo que ir a buscar porque retiró sus aguas muchos metros y me fuerza a un camino lleno de piedras entre el lodo. Y otras que viene a mí sin que yo tenga que hacer ningún esfuerzo…

seguir leyendo… “Como era ella”

Era en abril

Voy a volverme viento para entrar en cada hueco que dejaste sin cerrar.Vicentico, Nada va a cambiar

Era en abril. Pero podría haber sido en mayo o en junio. O en diciembre.

No hay un mes designado para el entusiasmo.

Era en abril. Y él llevaba mucho tiempo de silencios. De sólo una copa estoicamente erguida al lado de la botella de Malbec que lo esperaba cada noche para ese momento del día en que se abstrae de todo y todo lo piensa. Para ese momento de especias elegidas al azar y chorros de vino agregados a esa salsa que cada vez improvisa…

seguir leyendo… “Era en abril”

Cuando el perdón no me alcanza

–Tengo miedo de herir el corazón de alguien.
–Por qué?
–Porque sé cómo duele.Antoine de Saint-Exupéry, El principito

Dedicada a Andrea, esa mujer que me enseñó mi humanidad

Aún en mis épocas de “gato”, nunca fui mujeriego en el sentido cabal de la palabra. El mujeriego es un tipo que engaña, que sale con muchas mujeres a la vez, pero sin que la mayoría o incluso ninguna esté al tanto de ello…

seguir leyendo… “Cuando el perdón no me alcanza”