Despertares

Te encontré y me desperté.Vicentico, Creo que me enamoré

Estuvimos años con alguien y ya no. Por lo que sea. Pero no fue. Y hoy estamos solos. Puteamos a la Vida, al Universo o –algunos temerarios blasfemos– al mismísimo Dios. O a todos al mismo tiempo.

Algunos salimos con cuanta cosa se nos cruce en el camino, otros nos deprimimos y nos metemos en la cama las 14 horas por día que sobran después de trabajar. Y toooodo el domingo, por supuesto.

Y en algún momento, después de todo ese enojo con la Vida, el Universo, Dios y el gato de la vecina, simplemente nos llamamos a silencio afectivo. A reclusión emocional.

Si solos estamos bien, para qué mierda nos vamos a complicar la vida…

seguir leyendo… “Despertares”