Ya era hora…

Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.Evelyn Beatrice Hall, biógrafa británica

Debo confesar que me cuido. Puedo ser mucho más irónico, mucho más sarcástico y hasta por momentos un monumental descarado a la hora de opinar sobre cualquier tema. Y ni se dan una idea de hasta dónde puedo llegar si se trata de hacer chistes…

seguir leyendo… “Ya era hora…”

Pedro y el arroz con leche

Cuando el fanatismo ha gangrenado el cerebro, la enfermedad es incurable.Voltaire

El restaurante estaba repleto. Un domingo más de pilas de personas comiendo afuera, compartiendo el lugar aún si tener relación entre ellos.

Santiago había invitado a su mujer a almorzar y ambos habían pasado un buen rato charlando tranquilos mientras compartían la parrillada para dos del bodegón…

seguir leyendo… “Pedro y el arroz con leche”

Carta abierta a una feminista radical

Somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno.Oscar Wilde

No, no es lo que piensan. No voy a pelear. Todo lo contrario. Voy a sumarme a la lucha. Ya lo he dicho en varias oportunidades. Tengo hijas mujeres. Quiero para ellas la absoluta igualdad en los derechos que tienen mis sobrinos. Y por eso, cuando leí el párrafo que transcribo a continuación, decidí escribir mi propuesta a esta mujer…

seguir leyendo… “Carta abierta a una feminista radical”

Teorema del aborto

Hablar de debate de ideas en este país es como leer poemas de amor en un prostíbulo.Julio Bárbaro

No es el único tema con el que pasa. No es el único debate de ideas que nunca es debate. Que a poco de andar se transforma en un partido de fútbol en el que hay dos bandos bien fanáticos, completamente irracionales y dispuestos a matar al contrario.

Para nada. Lo veo en cada post, sin importar si lo que se plantea es la panza de Wanda Nara o el destino de la Humanidad. Alguien opina e inmediatamente algún otro lo manda a leer, pedazo de ignorante, o directamente lo cataloga como lo que sea. Elijan: misógino, retrógrado, chupacirios, oligarca, zurdo y hasta estupideces como “feo”.

seguir leyendo… “Teorema del aborto”

A mí no me chistes

La ironía y el sarcasmo son los condimentos con los que digiero la vidaEl autor

–Boludo, qué situación de mierda… –me dijo un amigo viendo el panorama general de mi vida en ese momento.
–Por qué? Soy un afortunado. Voy de mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa sin gastar un mango en colectivo –le contesté, a dos meses de haberme separado de la madre de mis hijas y haberme ido a vivir a mi oficina, en la cual sólo tenía un colchón de una plaza por todo concepto “hogar” que ni siquiera era mío…

seguir leyendo… “A mí no me chistes”