La tan preciada fuente

Pasa la belleza y la juventud, los optimistas y los pesimistas, pasan las pestes, pasa la salud, quedan los artistas…Enrique Pinti

Aunque podría definirme como un optimista empedernido, he tenido momentos pesimistas en mi vida, como todos. Y he padecido alguna que otra peste que opacó mi salud por un rato, como todos. No, nunca fui bello, pero sí joven, como todos…

seguir leyendo… “La tan preciada fuente”

Que la sangre no llegue al muro

Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida, dejándome el alma herida y espina en el corazón…Carlos Gardel, Mi noche triste

Nos dejó. Un día se las tomó y nunca más volvió. La amábamos, la dejamos libre, y se avivó. O era un turro que salía con cuanta trola se le cruzara y lo echamos a la mierda porque lo descubrimos…
seguir leyendo… “Que la sangre no llegue al muro”

Te pido que hoy no

Puede que digas que soy un soñador, pero no soy el único.John Lennon, Imagine

No. Hoy no. Nada me digas sobre la codicia sin límite de las multinacionales. No quiero ni enterarme de cómo una porción de la humanidad vive a costa de la miseria de la otra porción, que es la enorme mayoría. No quiero escuchar una palabra de países del primer mundo, países emergentes, y países sumergidos eternamente…

seguir leyendo… “Te pido que hoy no”

Ya era hora…

Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.Evelyn Beatrice Hall, biógrafa británica

Debo confesar que me cuido. Puedo ser mucho más irónico, mucho más sarcástico y hasta por momentos un monumental descarado a la hora de opinar sobre cualquier tema. Y ni se dan una idea de hasta dónde puedo llegar si se trata de hacer chistes…

seguir leyendo… “Ya era hora…”

Pedro y el arroz con leche

Cuando el fanatismo ha gangrenado el cerebro, la enfermedad es incurable.Voltaire

El restaurante estaba repleto. Un domingo más de pilas de personas comiendo afuera, compartiendo el lugar aún si tener relación entre ellos.

Santiago había invitado a su mujer a almorzar y ambos habían pasado un buen rato charlando tranquilos mientras compartían la parrillada para dos del bodegón…

seguir leyendo… “Pedro y el arroz con leche”