Amo y Señor de mis dominios

amo-y-senior

Estoy un poco lastimado, pero no estoy muerto.
Me recostaré para sangrar un rato.
Luego me levantaré a pelear de nuevo.John Dryden, poeta inglés

Parecería ser que el estoicismo es patrimonio obligado de nosotros, los varoncitos. “No seas maricón, no llores” o “Parecés una mina” son frases que escuchamos más de una vez a lo largo de la vida. Y no sólo dicha por hombres. Pilas de mujeres también nos “educan” así.

De hombres, bien hombres, es bancarse la que sea. Desde un martillazo en el dedo hasta la muerte de un ser querido…

seguir leyendo… “Amo y Señor de mis dominios”

Un mundo ideal

un-mundo-ideal

Bienvenido al desierto de lo real.Morpheus a Neo, en The Matrix

Dedicado a Andrea,
por el café que tomamos juntos
estando a 600 kilómetros el uno del otro.

En una escena memorable de la película citada, Morpheus le ofrece a Neo dos pastillas; una azul y una roja. La azul lo conduce al olvido absoluto de lo que lo está molestando, de esa angustia que lo persigue no dejándolo vivir en paz. Y la roja… ah, la roja lo lleva directo ver la cosas como realmente son, a enfrentar la realidad. Y a lidiar con ella…

seguir leyendo… “Un mundo ideal”

Con el corazón hecho pedazos

con-el-corazon-hecho-pedazos

El dolor nos hace tomar malas decisiones.
El miedo al dolor es casi igual de grande como motivador.Dr. House

Si cuando nacemos alguien nos dijera que ese profundo dolor que acabamos de sentir es porque los pulmones se llenaron de aire, muy probablemente buena parte de nosotros moriríamos tratando de esquivar esa sensación de mierda intentando dejar de respirar. Así de boludos podemos ser…

seguir leyendo… “Con el corazón hecho pedazos”

Cuando cae la noche

cuando-cae-la-noche

–Estás aquí?
–Nunca me fui.
–Por qué te quedaste?
–Por si me necesitabas…Instagram.com/Escritos

Hace unos días me encontré con mi hija menor a “tomar la leche” juntos. Es increíble cómo van variando las charlas con ella a medida que crece. Alguna vez, “ayer”, cuando llegaba del primario, me contaba de la maestra guacha o de la compañerita con la que se había peleado. Y yo sólo la escuchaba y la aconsejaba.

Hoy la escucho hablar de novio, laburo, su proyecto de viaje a Nueva Zelanda. Y charlo y opino. También ella me escucha. También ella charla y opina sobre las cosas que le cuento de mi vida, esa vida que mientras era chica estaba oculta, silenciada: mis planes, mis sueños, mis alegrías y tristezas.

Y por eso puedo charlar con esta “mujer” de temas tan “de grandes” como el amor.

seguir leyendo… “Cuando cae la noche”

En compañía de mi soledad

Encontré uno de mis calcetines sin pareja.
Lo abracé fuerte y le dije “Sé por lo que estás pasando”.
Lloramos… fue hermoso.Anónimo

Sé lo que pasó la primera vez que estuve solo en mi vida porque mi madre me lo relató con lujo de detalles. Sólo por eso puedo contar cómo fue el momento en el que vine a este mundo…
seguir leyendo… “En compañía de mi soledad”

Pelota de trapo

pelota-de-trapo

El dinero no hace la felicidad,
pero causa una sensación tan semejante
que hace falta un experto para notar la diferencia.Hugo Guerrero Marthineitz

Navegar es un placer espiritual, pero necesitás 25 lucas verdes para comprar el barco. Escuchar en vivo a tu grupo musical favorito es alimento para el alma, pero la entrada cuesta un huevo. Invitar a tu mujer a cenar afuera es una de las tantas formas de decirle “te quiero”, pero vas a tener que pelar la billetera cuando quieras volver a casa…

seguir leyendo… “Pelota de trapo”