Mi arma secreta

No crezcan, es una trampaAnónimo

Después de ese primer momento en el que el otro es sencillamente perfecto; después de ese segundo momento en el que toda esa perfección se viene en banda y se empieza a ver al otro tal cual es, llega la hora de decidir. Y cuando ese otro “nos calza” de una u otra manera, decimos un silencioso sí y comenzamos a construir ese amor que estamos empezando a sentir.

Y así va creciendo ese amor que estamos construyendo. Y así va creciendo nuestra relación, nuestro vínculo con el otro. Y así vamos creciendo nosotros…

seguir leyendo… “Mi arma secreta”

Al final, voy a estar allí

al-final-voy-a-estar-alli

Si te caes, te levanto.
Y si no puedo, me tumbo a tu lado.Julio Cortázar

Te amo. Pero no es para tanto.
Es para siempre.Grafitti anónimo

Por alguna extraña razón que no alcanzo a comprender –y que por la edad que tengo y los años que hace que lo intento, pienso que nunca llegaré a hacerlo– a los seres humanos nos encanta complicarlo todo.

Vivimos hablando de las cosas simples de la vida y después, a la hora de vivirlas –en un acto de magia digno del Efecto Carbonaro– logramos transformarlas en ecuaciones cuánticas inentendibles.
Cómo hacemos para llegar a eso? Ni idea. Pregúntenle a Carbonaro…

seguir leyendo… “Al final, voy a estar allí”

Las razones del corazón

las-razones-del-corazon

El amor es lo único que hay que ganarse en la vida,
todo lo demás se puede conseguir robando.Lord Byron

He escuchado tantas veces que el corazón no sabe de razones que no entiendo cómo es posible que nadie lo haya internado en el Borda aún.

Por lo que he leído, parece que el corazón es un déspota lunático que decide el destino del portador casi como si fuera un cheque en blanco librado así, al portador. Al primero que lo encuentre y pase por el Banco a cobrarlo…

seguir leyendo… “Las razones del corazón”

Cuando cae la noche

cuando-cae-la-noche

–Estás aquí?
–Nunca me fui.
–Por qué te quedaste?
–Por si me necesitabas…Instagram.com/Escritos

Hace unos días me encontré con mi hija menor a “tomar la leche” juntos. Es increíble cómo van variando las charlas con ella a medida que crece. Alguna vez, “ayer”, cuando llegaba del primario, me contaba de la maestra guacha o de la compañerita con la que se había peleado. Y yo sólo la escuchaba y la aconsejaba.

Hoy la escucho hablar de novio, laburo, su proyecto de viaje a Nueva Zelanda. Y charlo y opino. También ella me escucha. También ella charla y opina sobre las cosas que le cuento de mi vida, esa vida que mientras era chica estaba oculta, silenciada: mis planes, mis sueños, mis alegrías y tristezas.

Y por eso puedo charlar con esta “mujer” de temas tan “de grandes” como el amor.

seguir leyendo… “Cuando cae la noche”

En compañía de mi soledad

Encontré uno de mis calcetines sin pareja.
Lo abracé fuerte y le dije “Sé por lo que estás pasando”.
Lloramos… fue hermoso.Anónimo

Sé lo que pasó la primera vez que estuve solo en mi vida porque mi madre me lo relató con lujo de detalles. Sólo por eso puedo contar cómo fue el momento en el que vine a este mundo…
seguir leyendo… “En compañía de mi soledad”