Caminante, hay camino…

Confórmate, me decía un tigre viejo,
nunca el techo y la comida han de faltar…Moris, El oso

Parece ser que para lo único que estamos dispuestos a trabajar es para irnos de vacaciones, como decía un cartelito que alguna vez publiqué. Para todo lo demás, ni siquiera usamos la Master.

Simplemente nos quedamos esperando a que las cosas pasen, como si una mágica mano –con apodos como Dios, la Vida o el bendito Universo– fuera a laburar por nosotros y a darnos, cual devoto padre, aquello que queremos…

seguir leyendo… “Caminante, hay camino…”