Entre las llamas del infierno

Abandone toda esperanza aquél que entre aquí.Dante Alighieri, La divina comedia

Antes de que termines de leer estas líneas un viejo se sentirá cansado y solo y algún marginado va a golpearlo por el sólo hecho de que su ancianidad le resulta repugnante. Y algún grupo neonazi dará muerte a otro marginado porque les resulta repugnante su genética.

Antes de que termines de leer estas líneas, algún joven, por desesperación o hastío, se habrá drogado hasta la inconsciencia, sumido en la desesperación por encontrar algo que lo saque de este mundo que no lo alberga…

seguir leyendo… “Entre las llamas del infierno”

Si no hubiera un mañana…

Morir mañana es tan bueno como morir cualquier otro día.Paulo Coelho

La puta que vale la pena estar vivo! Voy a disfrutar de la vida como si hoy fuera mi último día. Porque está claro que puede serlo. Porque en un santiamén y con el soplido final de la película “Los desconocidos de siempre”, puede que me saquen de este Mundo de un plumazo y desaparezca de la faz de la Tierra como el Kaiser Soze.

Así que nada de boberías. A vivir intensamente, plenamente, a full. Carpe Diem. A disfrutar del día! Que ahí está la verdadera felicidad.

No me pidas serenos planes. Dame sabor, dame emoción… quién sabe si voy a estar vivo mañana…

seguir leyendo… “Si no hubiera un mañana…”

No lo sé… y eso es todo

Que puedas recordarlo todo no quiere decir que lo sepas todo.Promo de la película “Bourne 5”

“Me acuerdo muy bien de lo que hiciste” o “tengo bien presente aquello que dijiste” son frases que bien podrían darse en el marco de una hipotética charla entre dos, donde uno no perdona lo que el otro hizo o dijo.

Cómo hacerlo? Si recordamos perfectamente cuán mal nos hizo sentir, cuánto nos dolió aquel momento que tenemos grabado a fuego en el recuerdo.

Tenemos muy buena memoria y ni en pedo podremos perdonarlo…

seguir leyendo… “No lo sé… y eso es todo”

Una guerra absolutamente perdida

Ves al mundo como es y como debería ser.
Lo que no ves es la gigantesca grieta en el medio.House a Cuddy, en Dr. House

Cuando mi hija mayor cumplió un año con el que entonces era su novio, allá lejos, a sus 16 años, el pibe desplegó un romanticismo del que no parecía capaz y le trajo de regalo un oso de peluche del tamaño de King Kong. Oso que dejaron sentadito en uno de los sillones del living cuando partieron a tomar algo.

En el otro sillón estábamos la que entonces era mi mujer y yo, mirando tele.

Señalando al oso, le dije:
–Sabés qué es eso?
–Qué? –me preguntó, sólo para darme el gusto de que pudiera desparramar un poco de mi ironía.
–La próxima decoración de nuestra cama…

Me miró como me miraba cada vez que yo sacaba a relucir mi lado “House”, meneó la cabeza entrecerrando los ojos y seguimos viendo la tele.

Sonreí, regodeado en la acidez de la que soy capaz…

seguir leyendo… “Una guerra absolutamente perdida”

Muriendo bajo la lluvia

Por un minuto de amor, por un segundo de calma,
por un ratito de sol, te entrego toda mi alma.Alejandro Lerner, Por un minuto de amor

Vivir es todo un trámite, no caben dudas al respecto. Muchas veces llega a ser todo un dolor de huevos. Hay momentos en los que los kilombos de guita, de laburo, de pareja, de hijos, de… la puta madre… a esto me refiero.

seguir leyendo… “Muriendo bajo la lluvia”

Una tarde de domingo

Eso no es volar, es estilo para caerWoody a Buzz Lightyear, en Toy Story

Lo dimos todo. Absolutamente todo. Le pusimos el alma, nos entregamos por completo, dimos lo mejor de nosotros. Nos esforzamos hasta el límite de lo humano. Y de todas formas no funcionó.

Y nos quedamos preguntándonos por qué fracasamos, qué hicimos mal, en qué fallamos. Dejamos que la autoestima caiga por el piso y vamos por ahí con la mirada perdida.

seguir leyendo… “Una tarde de domingo”