500.001 balas

No esperes a su permiso.
Siéntete con derecho para hacer lo que quieres.
Pedir permiso es síntoma de inseguridad.Un…. cómo llamarlo?

Mi problema es que quiero resolverlo todo matando gente.Anónimo, pero tengo el mismo problema.
El autor

Hace un tiempo leí una nota sobre un xy (es lo único que lo define como hombre), grupo cromosómico al cual los responsables de haberlo puesto sobre la Tierra bautizaron con el nombre Jeremías. Pérez de apellido. Pero que él ha trocado en Álvaro Reyes, tal su nombre “artístico”.

Esta cosa envuelta en paquete símil humano parece ser que da clases –a un cúmulo de otros xy aún menos dotados neuronalmente que él– sobre cómo seducir a mujeres…

seguir leyendo… “500.001 balas”

Vengan por mí

El opresor no sería tan fuerte
si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos.Simone de Beauvoir

Crié dos hijas mujeres a las cuales siempre respeté. Primero por seres humanos y después, por supuesto, por su condición de mujeres, lo que les da un plus ante mis ojos.

Cuando estuve en pareja he sido, ante todo, un compañero.

No afecta mi “hombría” si una mujer paga la cena, si es ella quien maneja el auto, si ella gana más dinero que yo. No tengo un pelo de machista.

Pero…

seguir leyendo… “Vengan por mí”

Amo y Señor de mis dominios

amo-y-senior

Estoy un poco lastimado, pero no estoy muerto.
Me recostaré para sangrar un rato.
Luego me levantaré a pelear de nuevo.John Dryden, poeta inglés

Parecería ser que el estoicismo es patrimonio obligado de nosotros, los varoncitos. “No seas maricón, no llores” o “Parecés una mina” son frases que escuchamos más de una vez a lo largo de la vida. Y no sólo dicha por hombres. Pilas de mujeres también nos “educan” así.

De hombres, bien hombres, es bancarse la que sea. Desde un martillazo en el dedo hasta la muerte de un ser querido…

seguir leyendo… “Amo y Señor de mis dominios”