Vengan por mí

El opresor no sería tan fuerte
si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos.Simone de Beauvoir

Crié dos hijas mujeres a las cuales siempre respeté. Primero por seres humanos y después, por supuesto, por su condición de mujeres, lo que les da un plus ante mis ojos.

Cuando estuve en pareja he sido, ante todo, un compañero.

No afecta mi “hombría” si una mujer paga la cena, si es ella quien maneja el auto, si ella gana más dinero que yo. No tengo un pelo de machista.

Pero…

seguir leyendo… “Vengan por mí”