La vida sin él

Estábamos, estamos, estaremos juntos. A pedazos, a ratos, a párpados, a sueños.Mario Benedetti

Y un día llegó a su casa, como todos los días. Y lo buscó, como todos los días. Para compartir el rato que siempre compartían.

Pero él no estaba. La oscuridad del silencio la envolvía como antesala de una angustia que aún no llegaba a percibir como propia…

seguir leyendo… “La vida sin él”

Pronóstico del tiempo

Si el labrador pensara en la sequía, no labraría.Anónimo

–Tal vez encuentre Casablanca un poco caliente.
–Los alemanes nos acostumbramos a todos los climas, de Rusia al Sahara. Pero quizás usted no se refería al clima.De la película Casablanca

————
La nota fue escrita en octubre de 2016. Lo que cuento pasó a finales de septiembre de ese año.
————

No todos tienen la suerte de poder tomarse unos días de descanso cuando se les cante y por eso la infinita mayoría de la gente espera el fin de semana con ansias. Es el momento del asado, la escapada al Tigre o, algunos mangos mediantes, un viajecito a la costa.

Se rompieron el lomo durante toda la semana, se bancaron el bondi, el calor, el jefe. Pero soportan todo eso con estoicismo porque el finde van a reponer energías físicas, descansando, y psíquicas, disfrutando de ese plan al aire libre que vienen amasando mentalmente.

Todo viene de perlas hasta que el puto pronóstico anuncia que va a llover. Kabúm! A la mierda con los planes!

Y con el mismo estrépito con que se caen esos planes, cae el estado de ánimo…

seguir leyendo… “Pronóstico del tiempo”

Quién golpea a mi puerta

Yo prefiero la montaña rusa.La abuela a Steve Martin, en Parenthood
No puedo negar de ninguna manera que hay aspectos hermosos, felices, plenos. Y que alguno de ellos puede acabarse en cualquier momento. Aun, si yo los cuido. Ahí radica la realidad implacable.Mi amiga Malvina

Era una noche cualquiera. O una tarde cualquiera. O cualquier momento del día. Un momento en el que ella estaba tranquila, relajada, sin demasiadas preocupaciones que atender. Y por eso el sobresalto. Por eso el susto cuando los dos golpes secos en la puerta resonaron en su living.

–Quién es? –preguntó.

Y sólo obtuvo por respuesta la insistencia en el llamado…

seguir leyendo… “Quién golpea a mi puerta”

Reto al destino

Incluso la gente que dice que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, mira antes de cruzar la calle.Stephen W. Hawking

Voy a aceptar que hay cosas que parece que alguien, con un poderoso dedo, las puso ahí, en nuestro camino. Porque muchas veces sentimos que no importa lo que hagamos, pasan cosas que estaban predestinadas a pasar, porque ese alguien con el dedazo gigante las acomodó de antemano, para que nos estuvieran esperando…

seguir leyendo… “Reto al destino”

Las dos caras de la moneda

Todo lo que termina, termina malAndrés Calamaro, Crímenes perfectos

“Como te digo, también me encuentro usando la expresión “no valió la pena”, pero fijate que aun siendo que mi voto de confianza se vea diezmado con el devenir, ni ahí funciona el “no valió la pena”. Porque no hubo pena. En todo caso hubo una inversión de tiempo y energía que siempre debe hacerse, a mi entender, porque uno así lo desea, más allá de los resultados, por el gozo del camino. Y si “valió la pena” aun menos califica esto de pena. En todo caso valió la intuición o el atrevimiento del coraje, no se.”Cyin Saad, una escritora amiga

“No valió la pena”, solemos decir cuando nuestro matrimonio no resultó como queríamos. Como si lo que hubiésemos puesto en juego hubiera sido pena. Una boludez, como bien dice Cyin.

seguir leyendo… “Las dos caras de la moneda”

Vengas cuando vengas

La luna me sigue detrás
Sé que pronto me puede alcanzar
Sólo quiero tener un minuto finalVicentico, Último acto

Basta, basta de llamarme así
Ya voy a ir, voy a subir
Cuando me toque a mí
Mientras, te canto esta canciónLos fabulosos cadillacs, Basta de llamarme así

Ya fui niño cuidado de colegio privado. Ya fui pendejo reo por la fuerza. Ya jugué hasta cansarme. Ya crecí de golpe por las circunstancias de la vida.

Ya perseguí sueños que alcancé. Ya duelé otros que no. Ya acerté y me equivoqué. Ya aprendí. Y ya volví a equivocarme…

seguir leyendo… “Vengas cuando vengas”