Cuando el perdón no me alcanza

–Tengo miedo de herir el corazón de alguien.
–Por qué?
–Porque sé cómo duele.Antoine de Saint-Exupéry, El principito

Dedicada a Andrea, esa mujer que me enseñó mi humanidad

Aún en mis épocas de “gato”, nunca fui mujeriego en el sentido cabal de la palabra. El mujeriego es un tipo que engaña, que sale con muchas mujeres a la vez, pero sin que la mayoría o incluso ninguna esté al tanto de ello…

seguir leyendo… “Cuando el perdón no me alcanza”

La primera piedra

la-primera-piedra

A mí también me dijeron
“yo jamás te haría algo así”…
y lo hicieron.Jesús de Santiago

–Viste lo que hizo ese hijo de puta?

Muchas veces, muchas, cerramos comentarios como el que acabo de escribir con esa maravillosa frase exculpatoria, con esa sentencia que nos exime de toda responsabilidad por la merda reinante en el mundo, con esa declaración de principios que deja a los confesionarios como el lugar reservado all inclusive (que alguien me explique alguna vez por qué no es “included”) para aquellos desgraciados capaces de hacer cosas que nosotros de ninguna manera haríamos.
seguir leyendo… “La primera piedra”