Mi noche triste

Toma tu corazón roto, conviértelo en arte.Princesa Leia a Meryl Streep

–Acaso tu vida es perfecta? –me preguntó una amiga, casi molesta.
–Ja! No, por supuesto que no. Por? –pregunté sorprendido por su tono.
–Porque siempre escribís como si así fuera –sentenció.
–Hago hincapié en el lado positivo de las cosas –dije, encogiéndome de hombros.
–Por eso. Parece que sólo existe lo bueno –insistió.
–Hacer hincapié no es negar. Es reconocer los dos lados y e-le-gir sobre cuál recostarse –dije, pretendiendo ser poeta.
–De todas maneras, a veces está bueno un poco de melancolía… –remató.

Ok. Vamos a aprovechar que es domingo, que llovizna y que estoy un poco borracho. El clima ideal para darle el gusto a mi amiga y hacerle caso a la princesa Leia. Vamos a tratar de convertir en arte a mi corazón roto…

seguir leyendo… “Mi noche triste”

Corazón valiente

Tú y yo tenemos un amor pendiente,
pero vamos a llamarlo café, que da menos miedo.Selam Wearing

–De eso tenés que escribir –me dijo una noche Agustina, mi hija mayor.
Veníamos charlando de temas de lo más dispares y por eso, en principio, no entendí a qué se refería.
–De qué? –le pregunté.
–Del miedo que todos tienen al compromiso –contestó.
–Eso pasa con los dos polos: con los muy jóvenes, como vos. O con los muy dañados, como yo –me animé a teorizar.
–No… pasa con todos –remató.

seguir leyendo… “Corazón valiente”

Por qué a mí

Esperar que la vida te trate bien porque sos buena persona,
es como esperar que un tigre no te ataque porque sos vegetariano.Bruce Lee

Soy un buen tipo. Al menos estoy convencido de ello. Siempre, cometiendo errores como cualquiera, he tratado de hacer “las cosas” bien. Así, sencillo. Sin demasiada vuelta.

Cuando amé, lo hice con el alma. Crié hijas dando lo mejor de mí y tratando de protegerlas de lo peor que mi humanidad porta. Siempre he sido leal a mis pocos amigos. Soy un tipo honesto. Laburador. Bienintencionado.

Por qué, la puta madre, he tenido que pasar por las cosas chotas que me han tocado vivir entonces? Qué poderoso y caprichoso dedo se entretiene cada tanto en apoyarse sobre mi cabeza y presionar? Qué enfermo placer encuentra el dueño del gran Dedo en joderme la vida?

Qué mierda hice en esta vida para merecer tanto castigo?

seguir leyendo… “Por qué a mí”

Volver a empezar

No es la especie más fuerte la que sobrevive,
ni la más inteligente,
sino la que responde mejor al cambio.Charles Darwin

Se fue. Nos dejó. Todo el cimiento del pasado, todo el presente que vivíamos y todo el futuro repleto de sueños proyectados se fueron por la borda. Y ahí estamos, en el piso, derrotados. Sin saber muy bien qué hacer ni cómo salir adelante, sin tener la más mínima idea de cómo pararnos.

Es entonces cuando los que te quieren te dicen “volvé a comenzar”, “empezá de cero”. Resurgí de las cenizas, como el ave Fénix.

seguir leyendo… “Volver a empezar”

Enojate conmigo

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.Aristóteles

Freud dice que el narcisismo se ve en un simple dolor de muelas. En uno de sus textos puede leerse “en la cavidad de su muela se encuentra recluida su humanidad toda”. Algo que en criollo podría decirse así: “Sé que hay cosas peores que un dolor de muelas, pero es MI muela la que me duele. Así que, perdón, pero nada más me importa en este momento.”

seguir leyendo… “Enojate conmigo”

Una tarde de domingo

Eso no es volar, es estilo para caerWoody a Buzz Lightyear, en Toy Story

Lo dimos todo. Absolutamente todo. Le pusimos el alma, nos entregamos por completo, dimos lo mejor de nosotros. Nos esforzamos hasta el límite de lo humano. Y de todas formas no funcionó.

Y nos quedamos preguntándonos por qué fracasamos, qué hicimos mal, en qué fallamos. Dejamos que la autoestima caiga por el piso y vamos por ahí con la mirada perdida.

seguir leyendo… “Una tarde de domingo”