Enterrados de por vida

No supiste comprender el amor que yo te di…Sandro, Hasta aquí llegó mi amor

Cuántas señales no vi de que esto se acababa.
Cuánta gente me avisó y yo nunca escuchaba…Vicentico, Escondido

“Tirar de la cuerda” es algo que los seres humanos hacemos muchas veces en la vida. Cuando pasamos por momentos de mierda que vienen incluidos por el sólo hecho de vivir, tenemos la desesperada necesidad de que alguien nos acompañe en nuestras crisis, que se banque nuestras catarsis, que soporte nuestras imperiosas ganas de prender el ventilador y esparcir un poco de toda esa mierda que estamos atravesando.

Y para eso elegimos a ése que se la banca. Ése que es capaz de soportarnos. Porque nos conoce. Porque nos quiere.

Y está bien que así sea, pero…

seguir leyendo… “Enterrados de por vida”

Enojate conmigo

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.Aristóteles

Freud dice que el narcisismo se ve en un simple dolor de muelas. En uno de sus textos puede leerse “en la cavidad de su muela se encuentra recluida su humanidad toda”. Algo que en criollo podría decirse así: “Sé que hay cosas peores que un dolor de muelas, pero es MI muela la que me duele. Así que, perdón, pero nada más me importa en este momento.”

seguir leyendo… “Enojate conmigo”

Vamos a brillar, mi amor

–Cuánto tiempo es para siempre? –preguntó Alicia.
–A veces, sólo un segundo –contestó el conejo blanco.Alicia en el País de las Maravillas

Estamos en la era de “dale, que las emociones guíen tu vida”, “dejate llevar”, “sentí, no pienses”, “que tu alma brille”. Como si la cabeza fuera una especie de enemigo que atentara contra aquello que sentimos. Como si pensar fuera algo así como la derrota de los sentimientos.

Hacé lo que te dicte el corazón, seguí el impulso, que todo fluya.

Por el amor de Dios, ni se te ocurra pensar…

seguir leyendo… “Vamos a brillar, mi amor”

Antes de que se pudra

antes de que se pudra

Durará tanto como lo cuides.
Lo cuidarás tanto como lo quieras.Anónimo

Hogar, dulce hogar. Jardín, hermoso jardín. Y ahí estamos, bien “plantados”, cuidando nuestra plantita, ésa que nos acompaña en la vida. Pero es agotador, realmente agotador. Por mucho que la amemos, hay momentos en los que nos sentimos cansados.
Porque es cada día, todos los días. Y son muchos los días de una vida.
El cansancio es absolutamente inevitable…

seguir leyendo… “Antes de que se pudra”

Al final, voy a estar allí

al-final-voy-a-estar-alli

Si te caes, te levanto.
Y si no puedo, me tumbo a tu lado.Julio Cortázar

Te amo. Pero no es para tanto.
Es para siempre.Grafitti anónimo

Por alguna extraña razón que no alcanzo a comprender –y que por la edad que tengo y los años que hace que lo intento, pienso que nunca llegaré a hacerlo– a los seres humanos nos encanta complicarlo todo.

Vivimos hablando de las cosas simples de la vida y después, a la hora de vivirlas –en un acto de magia digno del Efecto Carbonaro– logramos transformarlas en ecuaciones cuánticas inentendibles.
Cómo hacemos para llegar a eso? Ni idea. Pregúntenle a Carbonaro…

seguir leyendo… “Al final, voy a estar allí”

El cofre del tesoro

el-cofre-del-tesoro

Extraño una parte de mí,
ésa que se fue contigo.Fer Dichter

Inspirado en un post de mi hermana

Cuando nos enamoramos, poco a poco, vamos dándole al otro cosas bien nuestras. Vamos poniendo en sus manos nuestras expectativas, nuestras esperanzas, nuestros sueños. Dejamos que sostenga nuestros recuerdos en formato de anécdotas de nuestra vida que le vamos contando. Y así vamos dejando caer en esas manos –que sentimos como cálidas– todo nuestro ser…

seguir leyendo… “El cofre del tesoro”