Aquí y ahora… y más allá la inundación

Está tan claro que el lugar es aquí
y el momento ahora.Coti, Aquí y ahora

Cuando cursaba 4to año de la Facultad circuló una suerte de lista en la que se detallaban los diferentes tipos de boludos y –acorde a eso– se les asignaba un nombre. Así estaban los boludos esféricos –los mires por donde los mires son boludos–, los boludos telescópicos –desde lejos se ve que son boludos– y así.

Hoy creo que los seres humanos en general, deberíamos entrar todos juntitos en la categoría “boludos campana”. Porque somos tan, tan, tan boludos, que el tañir del campanario debe ensordecer a toda la galaxia…

seguir leyendo… “Aquí y ahora… y más allá la inundación”

Reflexiones de un perdedor

A los que me odian sin haberles hecho nada,
creo que llegó la hora de darles un motivo.Página Merlina ácida

Tal vez estaría bueno. En una de ésas, darles un motivo para que me odien a aquellos que lo hicieron sin razón alguna, tendría su cuota de satisfacción. No lo sé. Pero no es mi estilo. Me gusta más reflexionar al respecto y ver a qué conclusión puedo llegar.

Alguien dijo alguna vez, hablando de mi persona y como sentencia a partir de su sabiduría de vida y su particular escala de valores:
–Es un perdedor.
seguir leyendo… “Reflexiones de un perdedor”

Bailando en la oscuridad

El problema con el mundo es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas. Bertrand Russell, filósofo y matemático

Tengo 54 años… me las sé todas. No perdí el tiempo en ningún momento de mi vida. La abracé con tanta intensidad que todos mis poros absorbieron la sabiduría que “la calle” te da, haciéndome un “banana total” –como decía hace años mi hija menor– que anda por la vida dando seguros pasos y repartiendo a diestra y siniestra todo ese saber que se jacta de tener…

“Cuando vos vas, yo ya fui y volví… y tomé mate en el camino” bien podría ser mi frase de cabecera. Aquella que me definiría por completo. Esa frase que te dejaría ver a qué y a quién te estás enfrentando…

seguir leyendo… “Bailando en la oscuridad”

Al borde de la muerte

Por un instante soñaré que todo puede suceder
y un día ya dejar de ser esclavos del silencio.Esclavos del silencio, Meteoros

No nos gusta el kilombo. Nadie en su sano juicio va a disfrutar de discutir con su mujer o con su hombre, mucho menos en esas veces cuando “discutir” significa, en una de ésas, “pelear”.

Y por eso, muchas veces elegimos hacer silencio. Simplemente para evitar el disgusto. Para “tener la fiesta en paz”

seguir leyendo… “Al borde de la muerte”

Orgulloso de mis pecados

Por tanto, arrepentíos y convertíos,
para que vuestros pecados sean borrados…Hechos 3:19

Viajar en el tiempo sigue siendo –al día de la fecha– una suerte de fantasía que, aparentemente –la lógica dice que así será–, seguirá siendo sólo eso: una fantasía.

Sin embargo, hemos encontrado la manera de jugar a que es posible, una manera que se esconde, bien escondidita, debajo del “yo debería haber hecho”…

seguir leyendo… “Orgulloso de mis pecados”

Qué me van hablar de amor!

No, no anduve siempre en amores.
Y en las cosas del amor, muchos saben más que yo.Adaptación de la letra del tango

Es hasta increíble lo prolífico de la producción fílmica norteamericana (qué cheta manera de decir que hay muchas películas) en torno del amor. Y aceptémoslo: hace años que compramos Hollywood in toto. El paquete completo…

seguir leyendo… “Qué me van hablar de amor!”