Al borde de la muerte

Por un instante soñaré que todo puede suceder
y un día ya dejar de ser esclavos del silencio.Esclavos del silencio, Meteoros

No nos gusta el kilombo. Nadie en su sano juicio va a disfrutar de discutir con su mujer o con su hombre, mucho menos en esas veces cuando “discutir” significa, en una de ésas, “pelear”.

Y por eso, muchas veces elegimos hacer silencio. Simplemente para evitar el disgusto. Para “tener la fiesta en paz”

seguir leyendo… “Al borde de la muerte”

Mi arma secreta

No crezcan, es una trampaAnónimo

Después de ese primer momento en el que el otro es sencillamente perfecto; después de ese segundo momento en el que toda esa perfección se viene en banda y se empieza a ver al otro tal cual es, llega la hora de decidir. Y cuando ese otro “nos calza” de una u otra manera, decimos un silencioso sí y comenzamos a construir ese amor que estamos empezando a sentir.

Y así va creciendo ese amor que estamos construyendo. Y así va creciendo nuestra relación, nuestro vínculo con el otro. Y así vamos creciendo nosotros…

seguir leyendo… “Mi arma secreta”