Yo, tu amante

Tengo que decirte adiós,
en silencio y sin nombrarte…Sandro, Es el amante

Ya no recuerdo cómo y cuándo nos conocimos, pero tengo grabado en mi memoria el primer día en que te tuve, esa lluviosa tarde en la que –escondidos del mundo– te recorrí con mis dedos suavemente hasta que me animé a encender la llama por la que ambos clamábamos y te besé… te besé con toda mi alma…