Que la sangre no llegue al muro

Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida, dejándome el alma herida y espina en el corazón…Carlos Gardel, Mi noche triste

Nos dejó. Un día se las tomó y nunca más volvió. La amábamos, la dejamos libre, y se avivó. O era un turro que salía con cuanta trola se le cruzara y lo echamos a la mierda porque lo descubrimos…
seguir leyendo… “Que la sangre no llegue al muro”

La verdad de la milanesa

Quieren la verdad? Ustedes no pueden lidiar con la verdad! Nosotros cuidamos de la libertad que ustedes disfrutan…Jack Nicholson a Tom Cruise, en Cuestión de Honor

Todos bien sabemos que la verdad es “dura”, “duele”. La verdad es algo que hay que “enfrentar”, algo a lo que hay que ponerle el pecho y que hay ser casi temerario para poder asumirla…
seguir leyendo… “La verdad de la milanesa”

Reto al destino

Incluso la gente que dice que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, mira antes de cruzar la calle.Stephen W. Hawking

Voy a aceptar que hay cosas que parece que alguien, con un poderoso dedo, las puso ahí, en nuestro camino. Porque muchas veces sentimos que no importa lo que hagamos, pasan cosas que estaban predestinadas a pasar, porque ese alguien con el dedazo gigante las acomodó de antemano, para que nos estuvieran esperando…

seguir leyendo… “Reto al destino”

El camino a casa

Y mi estrella polar se perdió en el firmamento, y por más que intento no la puedo encontrar.Sôber, Estrella Polar

Cuentan que en la Antigüedad, en esas épocas carentes de toda tecnología, la estrella polar era la que oficiaba de faro a la hora de que los navegantes quisieran volver a casa. Era esa estrella la que les permitía saber cuál era el camino de regreso. Era esa estrella la que desde el cielo sacaba al navegante de su condición de “perdido” y le daba la calma que supone saber cuál es el sendero que lo llevaría de vuelta al lugar de donde partió: su casa, su hogar. El lugar donde la sonrisa es calma y el alma retoza. Donde la luz es tenue y el clima cálido. Donde la paz es vino y el amor es cena…

seguir leyendo… “El camino a casa”