Etiqueta: amor (página 14 de 23)

La primera vez

Por los que supieron dejar una huella en mi vida
y no una cicatriz.Anónimo

Hay un viejo chiste que dice que estaban Kim Basinger (sí, Kim Basinger; dije que el chiste era viejo) y un tipo solos en una isla, después de un naufragio que los había puesto ahí.
Después de muchos días de abstinencia, Kim Basinger le dice al tipo:
–No puedo más… necesito que me hagas el amor aho…
No terminó la frase que el tipo estaba ocupándose del pedido. Con ganas. Muchas ganas. Tantas que Kim quedó felizmente satisfecha. Tan satisfecha que al día siguiente le dijo:
–Pedime lo que quieras, te lo ganaste.

Seguir leyendo

La casa del lago

Todo el mundo sabe lo que tiene,
pero no todo el mundo sabe lo que eso vale.Anónimo

Si una mujer te dice “sos un boludo” y después se ríe,
es que algo estás haciendo bien.Anónimo (En realidad, no pude encontrar dónde lo leí)

Aunque es verdad que me llevo bien con mi lado femenino, mi amistad con ese costado no es tan fuerte como para menstruar. Pero a pesar de eso, tan sólo unos días atrás yo estaba en uno de esos días. De ésos en que un dolor –en mi caso de estómago– provocado por un disgusto, hace que agarres el filtro color violeta y veas todo absolutamente teñido de castaño oscuro. Y que descreas de todo aquello en lo que creías, dejando que el lado “House” que todos tenemos nos diga que todo es una porquería…

Seguir leyendo

Corazón valiente

Tú y yo tenemos un amor pendiente,
pero vamos a llamarlo café, que da menos miedo.Selam Wearing

–De eso tenés que escribir –me dijo una noche Agustina, mi hija mayor.
Veníamos charlando de temas de lo más dispares y por eso, en principio, no entendí a qué se refería.
–De qué? –le pregunté.
–Del miedo que todos tienen al compromiso –contestó.
–Eso pasa con los dos polos: con los muy jóvenes, como vos. O con los muy dañados, como yo –me animé a teorizar.
–No… pasa con todos –remató.

Seguir leyendo

El color perfecto de mujer

Y voy a ver tus verdaderos colores brillando…Cyndi Lauper, True colors

Éste es el tipo de mujer que me va. Éste. No otro. Porque los años me dieron la experiencia que supone hacer un ejercicio de tesis/antitesis y… aaah… la maravillosa síntesis. Esa que trae la absoluta verdad.

Fácil.

Voy de un polo a otro y genero un punto medio con un equilibrio per-fec-to. Y listo. Ya está. Ya conozco todas las variantes y sé lo que quiero. Qué más puedo pedir?

Seguir leyendo

« Siguientes entradas Recientes entradas »