Carta abierta a una feminista radical

Somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno.Oscar Wilde

No, no es lo que piensan. No voy a pelear. Todo lo contrario. Voy a sumarme a la lucha. Ya lo he dicho en varias oportunidades. Tengo hijas mujeres. Quiero para ellas la absoluta igualdad en los derechos que tienen mis sobrinos. Y por eso, cuando leí el párrafo que transcribo a continuación, decidí escribir mi propuesta a esta mujer…

seguir leyendo… “Carta abierta a una feminista radical”

Y un día el olvido…

Si tú te atreves yo te juro que te sigo. Si tú me olvidas te prometo que te olvido.Luis Miguel, Si tú te atreves

Y un día el olvido entró y se instaló en el sillón del living. Silencioso, invisible, absolutamente imperceptible a los sentidos de ambos. Se puso cómodo, respiró profundo y se dispuso a comenzar a trabajar…

seguir leyendo… “Y un día el olvido…”

Teorema del aborto

Hablar de debate de ideas en este país es como leer poemas de amor en un prostíbulo.Julio Bárbaro

No es el único tema con el que pasa. No es el único debate de ideas que nunca es debate. Que a poco de andar se transforma en un partido de fútbol en el que hay dos bandos bien fanáticos, completamente irracionales y dispuestos a matar al contrario.

Para nada. Lo veo en cada post, sin importar si lo que se plantea es la panza de Wanda Nara o el destino de la Humanidad. Alguien opina e inmediatamente algún otro lo manda a leer, pedazo de ignorante, o directamente lo cataloga como lo que sea. Elijan: misógino, retrógrado, chupacirios, oligarca, zurdo y hasta estupideces como “feo”.

seguir leyendo… “Teorema del aborto”

Quién golpea a mi puerta

Yo prefiero la montaña rusa.La abuela a Steve Martin, en Parenthood
No puedo negar de ninguna manera que hay aspectos hermosos, felices, plenos. Y que alguno de ellos puede acabarse en cualquier momento. Aun, si yo los cuido. Ahí radica la realidad implacable.Mi amiga Malvina

Era una noche cualquiera. O una tarde cualquiera. O cualquier momento del día. Un momento en el que ella estaba tranquila, relajada, sin demasiadas preocupaciones que atender. Y por eso el sobresalto. Por eso el susto cuando los dos golpes secos en la puerta resonaron en su living.

–Quién es? –preguntó.

Y sólo obtuvo por respuesta la insistencia en el llamado…

seguir leyendo… “Quién golpea a mi puerta”

Amor de verano

Hay algo peor que un sordo que no quiere oir.El autor

Son muchas las veces en nuestra vida que “sabemos”. Y de esas veces son muchas las que nos hacemos los tontos. El problema está en que cuando eso que sabemos pasa, paradójicamente, nos toma por sorpresa.

Tal vez estaría bueno decidir. Sin hacerse el sordo. Decidir a sabiendas de que estamos corriendo un riesgo. Para que si pasa lo que sabemos, no haya sorpresa, no haya ese “la vida me engañó” del tango.

Porque creo que cuando no hay sorpresa, cuando uno elige, la alegría es enorme y la tristeza no es tanta…

seguir leyendo… “Amor de verano”

Quién es esa mujer…

Hacés que quiera ser mejor persona.Jack Nicholson a Helen Hunt, en Mejor imposible.

Alguien me hizo notar hace poco que no podía saber a quién me refería cuando hablaba de “esa” mujer. Si a lo largo de mis notas las nombro una por una a las mujeres que de una u otra manera son o han sido parte de mi vida… quién es ésta, la que no tiene nombre…

seguir leyendo… “Quién es esa mujer…”