Mi arma secreta

No crezcan, es una trampaAnónimo

Después de ese primer momento en el que el otro es sencillamente perfecto; después de ese segundo momento en el que toda esa perfección se viene en banda y se empieza a ver al otro tal cual es, llega la hora de decidir. Y cuando ese otro “nos calza” de una u otra manera, decimos un silencioso sí y comenzamos a construir ese amor que estamos empezando a sentir.

Y así va creciendo ese amor que estamos construyendo. Y así va creciendo nuestra relación, nuestro vínculo con el otro. Y así vamos creciendo nosotros…

seguir leyendo… “Mi arma secreta”

Jamás serás mi hijo

Nadie puede robarme lo que nunca fue mío.El autor

Dedicada a Agustín, mi yerno. Y a mi hija, que lo eligió.

Es uno de los párrafos más usados por los padres en los brindis de casamientos. “No pierdo una hija, gano un hijo” parecería ser la forma que los hombres tenemos de resolver el Complejo de Electra con nuestras hijas. Algo así como “si no puedes con ellos, úneteles”.

Te “llevás” a mi hija fuera de mi casa? No, yo te traigo a vos para adentro. Única forma que encontramos de digerir que nos roben tamaño tesoro…

seguir leyendo… “Jamás serás mi hijo”

Yo, el vidente

Pregúntate si lo que estás haciendo hoy,
te acerca al lugar en el que quieres estar mañana.Walt Disney

En una escena casi intrascendente de Vidas bandidas,  Bruce Willis llega al refugio de estos dos ladrones de bancos con una mina, violando el código de seguridad que ambos tienen; esto es, nada de terceros. Billy Bob Thornton mira la mina (Cate Blanchett, divina) y le dice a Joe, el personaje de Bruce Willis:
–Sabés lo que pasa con nosotros, los inteligentes? Tenemos una vida aburrida.
Y agrega:
–Porque que siempre, casi sin margen de error, sabemos por anticipado lo que va a pasar…

seguir leyendo… “Yo, el vidente”

Con la panza llena

Eso te gusta.
Tratar de mostrarle al otro una buena manera.Alguien que me conoce mucho

–Además de todo lo que no funciona, ¿alguna novedad copada? Una que justifique haberte whatsapeado –me escribió alguien que me conoce poco.

Yo había contado que tenía roto el aire de la oficina, que el termotanque de mi casa se había apagado y no lograba encenderlo y que la luz de la mesada de la cocina había palmado, pero que era más complejo que cambiarle el tubo…

seguir leyendo… “Con la panza llena”

Perservera y triunfarás…

Hay veces que debes pelear la misma batalla varias veces
antes de poder ganarla.Margaret Thatcher

Vivimos en un época de frases motivacionales, programación neurolingüística y cartelitos de vamos que se puede. Frases que nos “ayudan” a vivir. Pensamientos que nos “llenan” el alma. Y que por supuesto nos garantizan el hallazgo del Arca perdida, ésa donde se esconde la felicidad absoluta.

Y creemos en esas frases…

seguir leyendo… “Perservera y triunfarás…”

Una tarde de domingo

Eso no es volar, es estilo para caerWoody a Buzz Lightyear, en Toy Story

Lo dimos todo. Absolutamente todo. Le pusimos el alma, nos entregamos por completo, dimos lo mejor de nosotros. Nos esforzamos hasta el límite de lo humano. Y de todas formas no funcionó.

Y nos quedamos preguntándonos por qué fracasamos, qué hicimos mal, en qué fallamos. Dejamos que la autoestima caiga por el piso y vamos por ahí con la mirada perdida.

seguir leyendo… “Una tarde de domingo”