El amor después del amor

 

En memoria de Don Adolfo,
un tipo que me dio una lección de vida
sin saber que lo estaba haciendo.El autor

Cada vez que escucho la frase “amor a primera vista” quisiera chequear diccionarios con quien la dice. Para ver cuál es la definición de amor que tiene que encaja con esa frase, que le da a semejante afecto, la misma característica que tiene el café Dolca…

seguir leyendo… “El amor después del amor”

Mujer de las cuatro décadas

mujer-de-las-cuatro-decadas

Sólo por hoy, chicas,
permítanme ser una de ustedes…El autor

“No hay hombres” debe ser una de las frases más repetidas por nosotras, la mujeres, en lo que va de historia de la Humanidad. “Está lleno de pelotudos”, “Tienen mierda en la cabeza” y “Los tipos están cada día más boludos”, son los epígrafes más frecuentes que usamos como “bajada” de esa sentencia.
seguir leyendo… “Mujer de las cuatro décadas”

La magia del amor

la-magia-del-amor

–Qué hermosas flores! Son para mí? –preguntó ella.
–Usted es del 5to C? –repreguntó el florista.
–Si… –balbuceó ella sorprendida, con una tenue sonrisa que le bailaba en la boca.
–Entonces son para usted.

Recién estaba conociendo a la que más tarde sería mi segunda mujer y ese día era la víspera de su actuación en el Astral con el Coro Kennedy. Había comprado la entrada (sí, “la” entrada, fui solo) a la mañana y decidí la “jugada” de enviarle por adelantado las clásicas flores que se dan después de la actuación, combinadas con una tarjetita que lo justificaba.
“En este mundo del revés donde nuestras hijas se conocen antes que nosotros, primero van las flores y después voy a verte”, se podía leer. (Un galán yo…).

seguir leyendo… “La magia del amor”

Una especie en vías de extinción

Cuanto más conozco a los hombres, menos los quiero;
si pudiese decir otro tanto de las mujeres, me iría mucho mejor.Lord Byron

Ya no hay mujeres. Y no, no lo digo con el fin de oponerme al “ya no hay hombres” tan repetido por la féminas de la humanidad. Lo digo en serio: hay pendejas, pero después de cierta edad no encontrás una mujer ni en una subasta de corpiños.

Pero es culpa nuestra.
seguir leyendo… “Una especie en vías de extinción”